Mónica Moussali, arte más allá del tiempo y el espacio

Comparte:

Mónica Moussali, artista y diseñadora gráfica junto a sus hijas Rebeca y Arlete Haboba han creado piezas únicas con un estilo disruptivo. Su propuesta artística toca y transforma espacios mediante la contemplación, la emoción y la sensibilidad ya que, al observar su obra desde distintos puntos, el diálogo cambia.

Mónica Moussali

Durante la presentación del proyecto que lleva su nombre, en el restaurante Carolo, Mónica Moussali comentó que a ellas les gusta jugar con la luz, la sombra, la bidimensionalidad y el volumen, “con eso que nos rodea a diario, que no nos damos cuenta y nosotros a través de nuestra propuesta lo hacemos mirar para que esté presente”.

Las tres son apasionadas de su trabajo y han logrado una armonía perfecta, fusionan sus ideas para que el resultado, además de hermoso, sea importante. Para Arlete Haboba es indispensable que cada una tenga sus responsabilidades bien definidas, lo que las lleva a la excelencia; “lo importante es que cada quien tiene un rol, me encargo de que la obra se haga realidad, la calidad, los materiales, el color y la textura. Toda esa parte tan sensible que todos lo percibimos”.

Mónica MoussaliMónica Moussali

En un inicio recuerda Mónica Moussali que su gran amor siempre fue el arte y esto la llevó a jugar con las formas geométricas y con los módulos y ahí descubrió que al moverlos iba formando diferentes composiciones: “al jugar con el espacio, la naturaleza y la abstracción, le empiezo a dar vida al objeto por medio de la luz, la sombra y las texturas. Cada espacio es un lienzo en blanco, que lleno con color, ideas, memorias, pensamientos, experiencias con todos los viajes, el conocimiento y la vida cotidiana. Es así como todo fluye”, explica mientras recuerda que esto fue lo que motivó a sus hijas para integrarse en este proyecto dos años después de que ella lo iniciara en 2014.

De derecha a izquierda: Rebeca Haboba, Mónica Moussali y Arlete Haboba. / Foto crédito: High & Beyond

Rebeca Haboba es responsable de estructurar y de hacer que todo funcione como equipo, con los clientes y proveedores. “Todo inicia cuando vamos con el cliente, platicamos sobre lo que le gusta y lo que no, vemos con él todos los materiales, colores y tonos de su espacio. Aquí empieza la parte creativa, vemos el tema de tridimensionalidad, a qué serie pertenece. Cada obra es única”.

Sus piezas se catalogan en tres categorías: abstractas, ensamblados y geométricos. La primera, Abstractas, se desarrolla a partir de la descomposición orgánica de la figura a través del ojo y sus constantes trampas, esta serie retoma la estereotomía para crear a partir del corte, la fluidez de la forma. El trabajo de las artistas invita a abrir puertas hacia lo desconocido siendo un proceso largo al borde del misterio y del límite de lo desconocido.

Mónica Moussali

La segunda, Ensamblados, tiene como objetivo conocer, a partir de la mirada, el entorno, sus contrastes y cambios yendo de lo interno a lo externo. La obra denota un concepto de tiempo eterno, siendo su belleza lo que perdura, pues hay un juego de luces que hace crecer o empequeñecer el objeto y su sombra.

Y en Geométricos, la teoría de color y el juego del movimiento revelan la idea tradicional del diseño en conjunto con la innovación tecnológica. Esta serie muestra su amplio conocimiento en Historia del Arte, sumado a un desarrollado lenguaje propio.

Mónica Moussali

Arlete Haboba enfatizó sobre la importancia sobre su linaje femenino, ya que está en conexión y unión con la marca: “Las tres estamos en la parte sensible, el arte, la conexión, el amor, el conjunto… eso para mí es lo que más me sana, estar en Mónica Moussali”.

Trenzado

www.monicamoussali.com

Por Lizbeth Cruz

Te recomendamos

Deja tu Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img