México se lanza a la conquista de los mares

Comparte:

La vela deportiva de alto nivel tiene en el ál-bum de sus recuerdos una inolvidable hazaña lograda por un capitán mexicano y su tripulación. Fue en la Whitbread Round the World Yacht Race, la primera competición de veleros que da la vuelta al mundo, organizada por Anthony Churchill en el Reino Unido, en 1973. La Marina Real Británica capacitó a un grupo de marinos y seleccionó a 40 navegantes de élite para participar en esta regata que disputaban Francia, Italia y el país anfitrión principalmente. Sin embargo, el ganador fue un empresario mexicano de 50 años, navegante de fin de semana, cuya tripulación (que incluía a su esposa y uno de sus hijos) no tenía experiencia en competiciones de circunnavegación profesional, y que al momento de inscribirse, ni siquiera contaba con una embarcación. Este aficionado quería dar la vuelta al mundo para tratar de impedir que su hijo se casara siendo tan joven (16 años).

The Ocean Race Europe

Ramón Carlín y su equipo vencieron a los equipos de Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Sudáfrica y Polonia, con el velero Swan 65 (comprado en un astillero en Finlandia), terminando con éxito la ruta que iba de Portsmouth (Inglaterra) a Cape Town (Sudáfrica) de Sydney (Australia) a Río de Janeiro (Brasil) y de nuevo a Portsmouth.

Cuando el equipo mexicano (compuesto por integrantes de varios países) se inscribió en la competencia, los diarios ingleses lo consideraron excéntrico y sin ninguna posibilidad de ganar; incluso, publicaron caricaturas que mostraban a los tripulantes con sombreros, botellas de tequila, columpiándose en la popa o durmiendo bajo unas velas remendadas. Pero, contra todo pronóstico, ganaron esta re gata, que da la vuelta al mundo con un tiempo corregido de 133 días y 13 horas. Puede ver esta épica historia en un documental de Bernardo Arsuaga, llamado The Weekend Sailor.

El puente de Londres (Tower Bridge) se abrió para que pasara el Sayula II, y el equipo fue premiado por el Felipe de Edimburgo. Después de esa victoria, ningún otro equipo mexicano volvió a participar, y el hijo de Ramón Carlín terminó casándose con su novia al regresar de su triunfo en Inglaterra.

The Ocean Race Europe

Cinco décadas después de la primera edición de esta regata, que es como la Fórmula 1 de la vela, otro equipo mexicano se dispone a hacer historia de nuevo. La competencia ha cambiado de nombre y de ruta. Hoy se llama Ocean Race. Erik Brockmann y Cristóbal González-Aller (Capitán y director comercial, respectivamente) quieren poner en lo alto de la regata global a nuestro país con el Viva México. Su trayectoria y labor en este deporte, así como los resultados obtenidos en las recientes ediciones de la Extreme Sailing Series y la World Sailing fueron factores importantes para regresar a esta importante competencia y así colocar al equipo mexicano de vela oceánica en el top 10 mundial.

Este deporte tiene millones de seguidores en el mundo; sin embargo, en México el porcentaje de quienes lo practican y siguen es mínimo, aunque poseemos excelentes costas y el clima adecuado. Por eso, el proyecto de Viva México vas más allá de la competencia. En entrevista con High&Beyond, Cristóbal González-Aller, comenta: “Tenemos que trascender, apoyar a las bases del deporte, fomentar en los niños la conservación del ambiente”. El Viva México también quiere impulsar una imagen deportiva positiva de México, formar veleristas de alto nivel y proteger los mares.

Capitán Erik Brockmann
Capitán Erik Brockmann

Existen varios tipos de competencias en la vela: insular, circuitos, olimpiadas, etcétera; una de las más importantes es la America’s Cup, y las de larga distancia, de las que la más importante es esta en la que vamos a participar, la Ocean Race, la vuelta al mundo con es- calas y por equipos, que es como conquistar el Everest náutico. Con la dupla Brockmann-González-Aller y todo un equipo que los acompaña en tierra y en el mar, México regresa ni más ni menos que al top de la vela oceánica, con el reto técnico de tener un barco al límite y dando la vuelta al mundo.

Lee la nota entera en nuestra edición virtual interactiva: High & Beyond Náuticos

Te recomendamos

Deja tu Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img