La evolución de Ferrari se llama Portofino M

Comparte:

Portofino M es la evolución del exitoso Ferrari Portofino. Su antecesor es uno de los vehículos más apreciados por los amantes de los autos; por ello, el diseño de la nueva versión se hizo pensando en los conductores. El auto incluye importantes innovaciones técnicas y de diseño: una caja de cambios de doble clutch, ocho velocidades y un manettino de cinco posiciones.

Por: Víctor Uribe Rojas
@vivodeexperiencias

Cada motor Ferrari tiene un sonido propio, que lo hace único, y Ferrari Portofino M no es
la excepción. Además, la estructura de toda la línea de escape es nueva, se eliminaron los
dos silenciadores traseros

y se incorporó una nueva geometría para las válvulas de derivación, que hoy son ovaladas. Este modelo puede presumir de una mejor calidad de sonido.

El objetivo del manettino de cinco posiciones, una novedad absoluta, es ampliar las prestaciones de conducción y tracción al incorporar la modalidad Race. La mejora resultante en el rendimiento aerodinámico se ve subrayada por una línea en la defensa delantera que fluye hacia el diseño de los costados, agregando armonía visual a la vista lateral del automóvil.

El motor es capaz de entregar 620 CV, veinte más que el Ferrari Portofino, gracias a los
nuevos perfiles del árbol de levas y a la incorporación de un sensor de velocidad en el motor, diseñado para optimizar la rotación de la turbina. En el sistema de escape, el nuevo filtro de partículas permite cumplir la normativa Euro 6D sin afectar al placer de la conducción.

La defensa delantera se diseñó para acentuar el perfil deportivo del automóvil. La división
de la salpicadera permite organizar los elementos técnicos y los dispositivos del auto. Un
“sable” de aluminio divide horizontalmente la sección superior. En el hueco inferior hay
otras funciones de control, dominadas por una pantalla táctil en el centro.

El interior y la arquitectura del tablero cuentan con dos módulos diferenciados que incorporan todos los componentes técnicos, y un puente que conecta visualmente el área del panel de instrumentos con el túnel central, para que el pasajero desempeñe un papel activo.

Los asientos se rediseñaron, y ahora cuentan con una estructura interior de magnesio.
El acolchado de densidades diferentes brinda una comodidad extrema mientras mantiene
un respaldo ultracompacto, liberando espacio para los ocupantes traseros.

Por supuesto, el Portofino M también está disponible con ventilación de tres niveles para
asiento y respaldo, junto con el popular calentador de cuello para uso invernal. Este sistema adapta la velocidad del flujo de aire caliente de la cabecera para garantizar que sea proporcional a la velocidad del automóvil, la posición del techo duro retráctil y la temperatura exterior.

Te recomendamos

Deja tu Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img